Silkdreams Logo

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia del usuario. Más información

SEDA DE MORERA 100% NATURAL

La seda es una fibra natural reconocida desde hace miles de años por su calidad tanto como materia prima como por el alto valor añadido de sus productos derivados. Se obtiene de varios tipos de insectos, siendo el Bombix mori o “gusano de seda” alimentado con hojas de morera natural el habitual para la mejor producción textil.

La combinación de las características de sus dos proteínas (±25% sericina y±75% fibroína), hacen de la seda un material con propiedades textiles únicas que proporcionan a quienes la usan unos beneficios irrepetibles en otras fibras naturales.

Beneficios de la Seda como fibra natural vs. las fibras sintéticas

¿Sabías qué?…

Para extraer 1 kg. de seda se necesitan aproximadamente 3.700 capullos.

Reproducción

Eclosión

Larva

Capullo

Los huevos hibernan durante más de 300 días mientras se terminen de crear los capullos para extraer el hilo de seda

Crecimiento: Alternan hasta 4 fases de sueño y muda de piel, duplicando su volumen y peso cada 2 días hasta llegar a los 8 cm. Cada larva come en esta fase 0.1kg de hoja de morera.

1. Un solo capullo puede llegar a dar un hilo de seda de entre 900 y 1500 metros; cuanto más largo es el hilo, es de mayor calidad ya que es más fino.

2. Un edredón de verano Silkdreams de grosor medio, está compuesto por unas 15 capas de seda (1 kg de peso = 3700 capullos).

Un proceso artesanal con mucha historia

Selección

Alrededor de diez días después de que los gusanos hayan terminado de fabricar los capullos de seda, se seleccionan los de mejor calidad de los nidos donde son criados.

 

 

Hervido

A continuación, se hierven los capullos para evitar que eclosione la mariposa.

Extracción y limpieza

Se extrae la larva de cada capullo y éste se lava cuidadosamente deshaciendo el hilo tejido por el gusano. El hilo de un solo capullo puede llegar a medir hasta 1500 metros.

 

 

Secado

Una vez vacíos y limpios, los capullos de seda se estiran en estos moldes de madera, se escurren uno a uno y se ponen a secar al aire.

Estirado y relleno

Finalmente, cuatro personas se ponen en los laterales de una mesa; en el centro de la misma se pone sucesivamente una madeja de seda formada por varios capullos y cada persona tira de la madeja hacia su lado, formando así una capa del relleno del edredón. ¡Un edredón de grosor medio, puede llegar a tener 300 capas de seda!.