Silkdreams Logo

SEDA Y BELLEZA: EL RITUAL MÁS EFECTIVO

Imagen de muchos productos de belleza y cosmética en un lavabo.Si ahora mismo te preguntaran qué productos de belleza o cosmética usas a diario o con cierta regularidad seguramente, y sin esforzarte mucho, te saldrían no menos de cuatro o cinco: desde crema hidratante de la cara, al contorno de ojos, desmaquillante, mascarilla del pelo o loción de después del afeitado en el caso de los chicos, ¿se parece éso a tu respuesta?

Además,  cada uno de esos productos cumple su función en la protección y cuidado de la piel facial y del cabello y para cada uno, seguro que también conoces varias marcas con distintas características y precios en el mercado.

Si sumas el tiempo que empleamos a diario en utilizar cada producto y lo invirtiéramos en otra cosa, al cabo de unas semanas es probable que, por ejemplo, nos hubiéramos terminado ese par de libros que llevan aparcados en la mesilla de noche desde la última mudanza. Sin embargo, antes de escoger cualquiera de ellos, ¿te has parado a pensar con qué tejido están en contacto durante más tiempo cada día tanto la piel como el cabello?

Por si no se te ocurre, te adelanto la respuesta: ¡la funda de la almohada!

Efectivamente, no hay ningún otro tejido con el estén en contacto más cercano ni más prolongado, ya que todos los días, durante 7 ú 8 horas, nuestra cabeza reposa sobre ella.

Existen muchos tejidos, tanto sintéticos como naturales, con los que fabricar las fundas de almohada pero, incluso entre estos últimos, ninguno es tan beneficioso para la piel y el cabello como la seda.

La seda es el tejido natural más suave y liso, por lo que produce un efecto de deslizamiento, más que de frotación sobre nuestra piel y cabello; gracias a sus propiedades naturales, es hipoalergénica y por tanto evita los diversos alérgenos ambientales, como los ácaros, el moho ó los hongos; también evita las irritaciones o rosácea que pueden provocar otros tejidos. Facilita la transpiración, por lo que ayuda a tu piel a ajustarse a la temperatura ambiental favoreciendo la hidratación y evitando sequedad, que en el caso del cabello evita también las roturas y el encrespamiento. Además sus aminoácidos son aptos y compatibles con la piel humana.

Si quieres reforzar todos esos efectos y te gusta dormir con una almohada baja y más bien blandita, sólo tienes que ponerle la funda a una de nuestras almohadas rellena con el mismo material y convertir tu sueño en el ritual de belleza más efectivo.

Ahora, piensa otra vez, ¿cuál será tu nuevo ritual de belleza?